Dar tu mejor versión

 
 
Dando tu mejor versión.jpg
 
 

“La excelencia no es un acto, es un hábito"

Aristóteles

La excelencia no es un acto de un día, es un hábito. Es algo que cultivas y nutres un día y otro y otro y que, además, está en todas y cada unas de las áreas de tu vida.

Eres excelente en las cosas en las que te enfocas, en aquellas en las que pones tu energía, a las que dedicas tu tiempo y también tu dinero.

Eres excelente cuando das lo mejor de ti, en cada momento.

Eres excelente cuando preparas la cena para ti y tu familia, y pones todo tu amor en ello.

Eres excelente cuando, cada día, decides dejar a un lado las distracciones (móvil, televisión, …) y dedicar un tiempo para jugar con tus hijos, a plena consciencia, disfrutando como ellos y olvidando rigideces, tirándote al suelo, ensuciándote o pintándote la cara de pirata… y riendo mucho.

Eres excelente cuando escuchas a otra persona con todo tu ser, y no sólo con la cabeza, sino yendo más allá de lo que sus palabras dicen. Así conectas con su verdadera necesidad.

Eres excelente cuando decides cuidar de ti y de tus cosas tan bien como lo harías para cualquier otra persona que aprecias.

Eres excelente en lo pequeño y en lo grande.

Eres excelente en lo pequeño y en lo grande, pues no puedes ser excelente en una cosa y no serlo en otra. La excelencia es una manera de caminar por la vida, una forma de estar, una actitud.

Y, lo mejor de todo, es que la excelencia está al alcance de todos, está a tu alcance y al mío. Es sólo una decisión, un compromiso contigo misma de que, a partir de ahora, eres tu mejor TÚ, en cada momento.


 
 
 
regalo_letras.png

He creado un regalo muy especial para ti.

Se trata de una serie de vídeos con propuestas y ejercicios prácticos y sencillos que te ayudarán a volver a tu centro siempre que lo necesites.

En ellos encontrarás trucos y recetas para iniciar tu propio camino de reconexión con tu esencia.

¿Lo quieres?

Sólo tienes que dejarme tu nombre y tu e-mail y te los enviaré a tu correo.